Visor de contenido web

Acciones
Noticia

Deberán realizar curso de reeducación vial

44 conductores fueron detectados conduciendo un vehículo pese a que tenían suspendida la licencia

9 de noviembre de 2017 / Dirección de Relaciones Públicas

Más de cuatro conductores por mes, en promedio, fueron sorprendidos entre enero y octubre conduciendo un vehículo pese a que tenían suspendida su licencia de conducir. En estos casos, procede el decomiso del vehículo.

 

Estos conductores recibieron una multa de ¢306.850,21, que deberán pagar para poder renovar la licencia de conducir cuando la renueven, así como todas las otras multas pendientes. Adicionalmente, como tienen la licencia suspendida, para poder renovar, tendrán que llevar un curso de sensibilización y reeducación vial.

 

Este curso es similar al teórico de manejo y la asistencia obligatoria implica acudir a clases durante cuatro días y el quinto día deberán hacer la prueba, que tendrán que ganar con un 80 de calificación, como mínimo, si desean renovar su licencia. El documento se le renovaría por 4 años y no por 6, como ocurre normalmente.

 

“Es muy lamentable que tengamos personas con la licencia suspendida por conductas reiterativas y peligrosas o por una sola conducta que pone en riesgo la vida de ellos y de terceros, como conducir en estado etílico y, que sin el mínimo respeto a las leyes, toman un vehículo y lo conducen. Son personas que demuestran una gran incapacidad para vivir en sociedad bajo reglas básicas de convivencia”, acotó Mario Calderón, Director de la Policía de Tránsito.

 

Otras sanciones

 

Hasta el 31 de octubre anterior, 283 conductores fueron sancionados con ¢306.850,21, y acumularon 6 puntos en su licencia, por girar en U en sitios donde está prohibido. Este tipo de maniobra es considerada una de las más peligrosas.

 

“Muchas veces vemos adultos mayores haciendo ejercicio, pese a sus padecimientos y su edad, por el contrario, algunos conductores, aunque van en carro, prefieren poner su vida en riesgo y la de otros inocentes para ahorrarse unos cuantos metros. Giran en sitios prohibidos, y está censurado porque es peligroso girar en U en esos lugares, no es una restricción impuesta antojadizamente, hay un criterio técnico para ello”, reprochó Calderón.

 

El funcionario también citó el caso de 1.177 conductores que invadieron el carril separado por línea de barrera continua. Este comportamiento es muy típico en sitios donde hay comercios; existe doble línea amarilla, incluso, y los conductores insisten en hacer ese giro para entrar al supermercado o al centro comercial, generando colas detrás de ellos y un alto riesgo de un choque con los vehículos del sentido contrario. La multa es igual a las anteriores, con acumulación de 6 puntos incluidos.

 

Calderón enfatizó que justamente este tipo de maniobra, junto con el giro en U, estarán dentro de las prioridades de control a propósito del Viernes Negro y otras actividades del sector comercial que convoca gran cantidad de visitantes en vehículo.

 

Otros 965 conductores recibieron una sanción de ¢207.359,54 y acumularon cuatro puntos por no respetar la luz roja del semáforo. Con la misma sanción se fueron 124 conductores que “se saltaron” la señal de alto.

 

Otras multas hechas este año y que riñen con la seguridad vial son las 104 sanciones por conducir en las noches sin las luces. Para el Comisario, sea por descuido o porque las luces estaban descompuestas, es inadmisible conducir en estas condiciones, es difícil ver un vehículo sin luces en la noche y más si está lloviendo. La multa en este caso es de ¢103.679,77. Con una sanción idéntica terminaron 181 conductores por adelantar a otro vehículo en una zona peatonal.

 

Le puede interesar leer:

Cantidad de puntos acumulados determina obligatoriedad de curso de reeducación vial