Visor de contenido web

Acciones
Cero alcohol al volante

El 75% de pruebas positivas mostraron niveles de alcohol tan altos que conductores terminaron en los tribunales

Policía de Tránsito quiere sacarle tarjeta roja al alcohol al volante

13 de junio de 2018 / Dirección de Relaciones Públicas

Entre enero y mayo, la Policía de Tránsito realizó 7.882 pruebas de expiración de aire para verificar si los conductores estaban bajo los efectos del alcohol, o no. El 14% de los resultados dieron positivo. 

 

Con base en estas cifras, el cuerpo policial se prepara para enfrentar, desde este jueves, un mes cargado de condiciones ideales para que potencialmente aumente el consumo de alcohol a cualquier hora del día, justamente con el inicio del Mundial de fútbol Rusia 2018 y en el que participará Costa Rica.

 

El Director General de la Policía de Tránsito, Lic. Germán Marín Sandí, detalló que la realización de juegos a diferentes horas de la mañana y la tarde, genera en los aficionados escenarios justos para reunirse y observar los juegos mientras se consume alcohol. El problema es cuando esas personas luego conducen el vehículo.

 

“Debemos estar más atentos porque los juegos son durante el día, así que aumenta la probabilidad de estados etílicos al volante a toda hora. El mes pasado murieron tres personas cuyo deceso se relaciona con el consumo de alcohol al volante, mientras que entre enero y marzo murieron 4 en total. Es decir, se nos disparó la cantidad de decesos por esta causa en mayo y no queremos que ocurra en junio y julio”, reflexionó Marín.

 

Además del Mundial de Fútbol, la celebración del Día de Padre el próximo domingo y las vacaciones escolares de medio año, en las dos primeras semanas de julio, que genera migración de personas hacia las playas, son factores que podrían potenciar el consumo del alcohol y la posterior conducción del vehículo bajo esos efectos.

 


Resultados de las alcoholemias

Marín se mostró preocupado al comparar los resultados de las alcoholemias del 2017 con los del 2018. Se tiene que el 14% de las pruebas hechas este año dieron positivo, 3% más que las que evidenciaron alcohol en el cuerpo del conductor en el 2017. 

 

De las pruebas que dieron positivo, entre enero y mayo pasados, 146 no requirieron sanción económica o penal, ya que el nivel de presencia de alcohol en el organismo era mínimo. Caso contrario de 122 conductores que terminaron con una multa de ¢312.298,73 y acumularon 6 puntos en su licencia, lo que les obligará a llevar un curso de sensibilización y reeducación vial.

 

Más grave todavía es el caso de 818 conductores cuyo nivel de alcohol en sangre era tan alto que terminaron en el Ministerio Público, enfrentando una causa penal por esta conducta tipificada en la Ley de Tránsito. Estos casos representan el 75% de las pruebas positivas.

 

Marín también recalcó el caso de otros 32 conductores que se negaron a realizar la prueba, por lo que también se acreditaron una multa de ¢312.298,73 y acumularon 6 puntos en su licencia. Esta sanción es permitida desde el 17 de julio pasado, cuando se publicó una reforma a la Ley de Tránsito.

 

tabla de datos