Visor de contenido web

Acciones
Fotografía que muestra a oficiales de tránsito realizando operativo de mal estacionamiento en avenida segunda

Reforma a Ley de Tránsito ha permitido mayor control vial en esta materia

Policía de Tránsito duplicó sanciones por estacionamiento indebido en I cuatrimestre del año

11 de mayo de 2018 / Dirección de Relaciones Públicas

Con un promedio diario de 111 multas por estacionamiento indebido, en el primer cuatrimestre del 2018, la Policía de Tránsito superó por más del doble las multas hechas en los primeros cuatro meses del 2017.

 

En total, se registran este año 13.360 boletas por esta infracción, superando ampliamente las 6.269 que se acumularon entre enero y abril del 2017.

 

Para el Director a.i. de la Policía de Tránsito, Felipe Venegas, este aumento ha sido posible gracias a la reforma a la Ley de Tránsito que rige desde el 17 de julio anterior, que permite confeccionar boletas, decomisar placas y hasta vehículos sin necesidad de que esté el conductor.

 

“Se nos criticaba mucho porque consideraban que no estábamos haciendo nuestro trabajo en esta materia, pero muchas personas no comprendían que estábamos imposibilitados a multar si el conductor no estaba. De hecho, muchos conductores al vernos se escondían porque sabían que no podíamos multarlos si ellos no estaban. Estas cifras vienen a reflejar que si contamos con las herramientas jurídicas, podemos hacer mejor nuestro trabajo, la diferencia en cuanto a boletas es abismal”, comentó el funcionario.

 

Venegas lamentó que muchos conductores sigan incumpliendo la legislación vial en un tema como estos, ya que saben que están haciendo lo incorrecto, pero cuando se les multa y deben pasar por el proceso de recuperación de placas o del vehículo, entonces se quejan, cuando la solución radica en un acto muy sencillo que es abstenerse de violar la Ley de Tránsito.

 

Justificaciones como que se detuvieron solo un momento para comprar algo en la panadería o que estacionaron en la esquina porque no había más campo son excusas inaceptables, cuando existe demarcación que prohíbe estacionar en zona amarilla o más lógico todavía, hacerlo en una esquina no solo es ilegal sino peligroso.

 

Comprender que la razón de ser primordial de las carreteras es para permitir el traslado de los vehículos, y que este desplazamiento sea expedito, es fundamental para un cambio de mentalidad respecto a que las carreteras no son parqueos y que debe valorarse el transporte público, la bicicleta o dejar el automotor en un parqueo como alternativas.