Visor de contenido web

Acciones
Carrousel

Administración Solís Rivera espera impactar positivamente la economía, el turismo y la calidad de vida de los usuarios

Los 6 carriles de puente Alfredo González Flores están en servicio

24 de mayo de 2017 / Dirección de Relaciones Públicas

Los tres carriles pendientes de habilitar en el puente Alfredo González Flores, con sentido San José-Alajuela, fueron puestos en servicio hoy miércoles, a las 11 am. Con esta apertura se tienen trabajando, por primera vez, 6 carriles en el puente que se ubica sobre el río Virilla y que forma parte de la carretera General Cañas.

 

Por esta carretera, la principal arteria del país, circulan a diario un promedio de 100.000 vehículos.

 

El Ministro de Obras Públicas y Transportes, Ing. Carlos Villalta Villegas, estuvo presente en el sitio, durante una inspección previa a la apertura. Para el Jerarca, este trabajo es de vital importancia para la economía del país, tomando en cuenta la cantidad de empresas que transitan desde Heredia, Alajuela y otras regiones hacia la capital y a la inversa, con sus productos y servicios.

 

Asimismo, Villalta también estima que es un aporte vital para el turismo, debido a los desplazamientos desde y hacia el aeropuerto Internacional Juan Santamaría.

 

Ha sido un gran esfuerzo de la presente administración, comenzando con el apoyo del Presidente de la República, Luis Guillermo Solís. Lo importante es que ya está listo, pese a las vicisitudes y visualizamos un gran beneficio inmediato en la calidad de vida de muchos costarricenses que podrán desplazarse más rápido y compartir más con sus familias”, acotó el Ministro.

 

Pese a la apertura, se debe aclarar que el proyecto no está finalizado y que quedan trabajos menores pendientes, entre ellos el reforzamiento de la cercha y otras labores de pintura. Sin embargo, se harán debajo del puente, lo que no afectará de ningún modo el tránsito por el puente.

 

El fin de semana pasado se finalizó la iluminación del sector y se demarcó el puente y sus cercanías con pintura termoplástica.

 

Esta estructura tiene una longitud de 161 metros y la construcción original del puente data de 1965, con cuatro carriles de tránsito. En el 2015 se inició su reforzamiento estructural y antisísmico, mientras que este año se procedió a su ampliación y cambio de superficie de ruedo. La inversión en estos rubros sumó un total de ¢7.409 millones.