Visor de contenido web

Acciones
Carrousel

Estos proyectos forman parte de un paquete de cuatro obras, junto a Palmar Norte-Paso Canoas y Birmania-Santa Cecilia

Diseños para pasos a desnivel en Taras y La Lima cumplieron un mes de avance

27 de junio de 2017 / Dirección de Relaciones Públicas

El pasado jueves, 22 de junio, se cumplió un mes desde la orden de inicio para el diseño de los pasos a desnivel que se construirán en los cruces de Taras y La Lima, sobre la ruta nacional 2, carretera Florencio del Castillo.

 

Será, en consecuencia, dentro de 6 meses cuando estén listos estos diseños, tomando en cuenta que el contrato estableció en 7 meses el plazo para que el consorcio IDOM Consulting, Engineering, Architecture, S.A.U.  & DEHC Ingenieros Consultores S.A presenten la propuesta a la unidad asesora del Programa de Infraestructura de Transporte, del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

 

El Ministro, Ing. German Valverde, detalló que será justamente cuando se presenten las propuestas, a finales del presente año, cuando se pueda tener más claridad sobre el tipo de paso a desnivel que se hará y otras características propias de estas estructuras.

 

Valverde fue enfático en que la presente administración se ha abocado a adelantar estos proyectos, en su fase de diseño, comprendiendo la necesidad de brindar soluciones a los problemas de congestionamiento y seguridad en esta carretera, particularmente en estas dos intersecciones.

 

Birmania-Santa Cecilia

 

Para este proyecto en la parte Norte de Guanacaste, el Ministerio está haciendo una actualización de los diseños. Esta labor deberá completarse en 7 meses, es decir, para finales del presente año, por parte del mismo Consorcio citado.

 

El proyecto de mejoramiento de los 20.7 km entre Birmania y Santa Cecilia, en Guancaste, sobre la ruta nacional 4, consiste en la pavimentación de la calzada en asfalto, espaldón, obras de drenaje, puentes, señalización, entre otros. Los detalles de todos los elementos serán definidos por los diseñadores.

 

En este sector, el proyecto de mejoramiento incluye la sustitución de cinco puentes antiguos angostos y deberán hacerse los diseños. Se trata del reemplazo de los puentes sobre los ríos Mena, Sábalo, Animas, El Amo y Santolí; en estos lugares se construirán puentes nuevos, con lo que se tendría una paso a dos carriles (igual a la carretera) permitiendo incluir aceras para peatones, mencionó el Ministro.

 

En la sección Santa Cecilia – La Cruz también se efectuaría el diseño para la ampliación de los puentes que actualmente solo cuentan con un carril, para que sean ampliados a dos carriles.

 

Palmar Norte

 

Este mismo grupo de empresas será la encargada de desarrollar el diseño a cuatro carriles del tramo Palmar Norte-Paso Canoas, con una longitud de 93 km, en la carretera Interamericana Sur. Esta labor deberá estar lista en un lapso de 24 meses, con entregas parciales cada 6 meses a partir de la orden de inicio, dada el 22 de mayo anterior.

 

En ese sentido, Valverde espera tener para finales de noviembre los primeros resultados del diseño, caracterizado por una longitud realmente significativa, con las complejidades que ello conlleva en cuanto a intercambios que permiten entrar y salir a diferentes comunidades y la dinámica propia de un corredor turístico y, ante todo, de trasiego de mercancías entre Costa Rica y Panamá, y a la inversa.

 

“Este proyecto no solo busca dar soluciones puntuales de seguridad y comodidad a los vecinos de estas zonas como Palmar Norte, Río Claro, Ciudad Neily, Coloradito o Paso Canoas, sino contribuir a la mejora de los corredores estratégicos para el tránsito de mercancías a lo largo del país”, acotó Valverde.

 

En ese sentido, el Ministro explicó que la presente administración se ha abocado a concluir la ampliación de Cañas-Liberia y adelantar la adjudicación de obras en los tres tramos entre Barranca y Cañas, como parte del corredor Norte del país que confluye con la ruta 34, Costanera Sur.

 

“Tenemos la Costanera Sur con excelentes condiciones, recién recarpeteada el año pasado y demarcada con pintura termoplástica, pero al llegar a Palmar Norte la carretera se vuelve insuficiente por el alto tránsito y menos cómoda por las deficiencias estructurales que, justamente, hacen necesaria una intervención desde las bases”, recalcó el Jerarca.

 

Los cuatro proyectos, en lo que respecta a sus diseños, fueron adjudicados por un valor de $4.750.000, el equivalente a unos ¢2.700 millones. Los diseños son financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo con el Programa de Infraestructura del Transporte.