Visor de contenido web

Acciones
Fotografía que muestra un vehículo haciendo un giro izquierdo justo en una zona donde se prohibe

Se sancionaron 301 en el primer trimestre del año

Por cada fallecido por invasión de carril, Policía de Tránsito sancionó a otros 12

13 de abril de 2018 / Dirección de Relaciones Públicas

Girar a la izquierda para ingresar el supermercado o a la plaza comercial, pese a que hay línea amarilla continúa, que prohíbe ese movimiento, es una conducta común que se ve a toda hora del día. Este tipo de imprudencia puede cobrar vidas. 


 

La invasión de carril reporta 24 decesos en los primeros tres meses del 2018, que también ocurre, por ejemplo, cuando un vehículo quiere rebasar a otro pese a la doble línea amarilla y se topa de frente con otro automotor, generando una tragedia. 


 

Por cada uno de estos decesos, en el mismo periodo del 2018, la Policía de Tránsito sancionó más de 12 conductores por invadir el carril contrario separado por línea de barrera continúa, para un total de 301 sanciones. 


 

Para el Comisario Mario Calderón, Director de la Policía de Tránsito, estas sanciones deben ser ejemplarizantes para la persona que privilegia ahorrarse unos segundos por encima de su seguridad y la de otras personas. Estima como un caso absurdo que un conductor no avance unos cuantos metros más para buscar un giro seguro y prefiera generar congestión vial detrás de él y, ante todo, exponerse y exponer a otros a peligro de muerte con tal de entrar al centro comercial o al supermercado sin tener que desplazarse un poco más. 


  

Asimismo, el Comisario estima que esa prisa, esa incapacidad de tener paciencia, es lo que ocasiona tragedias cuando se intenta rebasar a otro vehículo en una zona prohibida. Calderón no se refiere únicamente al caso de invadir otro carril de manera ilegal, sino a conductores que incluso adelantan en curvas, intersecciones y puentes, por ejemplo. En estos casos se reportan otros 127 sancionados.

 

Finalmente, también citó el caso de 90 conductores que giraron en U en una zona prohibida, con el riesgo que estas maniobras representan.

 

“En ningún lugar se pinta línea amarilla continua o se prohíbe girar a la izquierda o en U por gusto, no es un capricho de Ingeniería de Tránsito. Justamente, la prohibición obedece a un estudio serio que determina que esas maniobras, en esos lugares, son muy riesgosas. Es como cuando en una playa se pone una bandera roja que advierte de fuertes corrientes y que no es prudente bañarse en ese lugar y alguien decide precisamente meterse al mar en ese sitio, pese a que a 50 o a 100 metros hay una bandera amarilla o verde, que evidencia que es más seguro en ese otro lugar. Es una conducta inexplicable”, lamentó Calderón.

 

En todos estos casos citados, la multa impuesta a los infractores fue de ¢312.298,73 y acumularon 6 puntos en su licencia, lo que les obligará a llevar un curso de sensibilización y reeducación vial por una semana y deberán ganar la prueba con al menos un 80 si desean renovar su licencia. Si el infractor tenía su licencia por primera vez, automáticamente perdió su derecho a conducir por un año.