Visor de contenido web

Acciones
Fotografía que muestra a unos turistas tratando de cruzar una carretera

Se debe viajar con cinturón o dispositivo para menores por más corto que sea el desplazamiento

No “mejenguear” en la calle y usar siempre el cinturón de seguridad son algunos consejos para vacaciones

27 de junio de 2018 / Dirección de Relaciones Públicas

La fiebre del Mundial Rusia 2018 conjugado con las vacaciones escolares de medio año hace que la Policía de Tránsito llame la atención de niños, padres y conductores para asumir comportamientos responsables en las calles, tanto en los barrios como en las zonas turísticas.


Bajo ese panorama, se solicita a los menores no jugar con balones de fútbol, patines, bicicletas o de cualquier forma en las calles. Más todavía, con tanta tecnología, ahora se observan niños jugando con drones o artículos similares que aumentan los riesgos.

 

“El llamado va para los papás y mamás, para que hablen y supervisen a sus hijos. Ya no estamos hablando de solo la mejenga en el barrio, o niños y niñas saltando la cuerda, también hay niños con drones que se distraen viendo la imagen en el teléfono celular que transmite la cámara del drone o fijan su vista en el cielo para ver volar el aparato, entonces pierden la noción de dónde están y terminan en mitad de la calle, lo cual es muy peligroso”, resumió German Marín Sandí, Director General de la Policía de Tránsito.

 

La advertencia, ante estas situaciones, se extiende a los conductores para que estén muy atentos a la presencia de menores jugando en las calles, principalmente en zonas residenciales. Con corte a mayo anterior, 16 ciclistas murieron atropellados en carretera.

 

Recordarles a los taxistas, a los conductores de rutas regulares de autobús o que transportan trabajadores, que al ingresar a los barrios deben bajar la velocidad, comprendiendo que en estos días de vacaciones aumenta la probabilidad de niños en las calles. La misma excitativa se lanza a los propios papás y mamás, para que ingresen a sus zonas habitacionales a baja velocidad.

 

Lo ideal es que los menores jueguen en los parques, explanadas, canchas y aceras, pero lo cierto es que en algunos casos deciden jugar en la calle y es ahí donde el criterio de riesgo que no tiene el menor debe ser elevado al máximo por parte del conductor. 

 

Las personas que utilicen bicicletas, patines, patinetas, monopatines o cualquier juguete o vehículo con ruedas, deben utilizar protección siempre, como casco, rodilleras y otros aditamentos, para reducir riesgos de lesiones.

 

Playas y zonas de montaña

 

Cuando se sale de la casa, en vehículo, con niños o niñas con menos de 12 años, éstos deben ir sujetos con un dispositivo de retención de menores, según su edad. Esta práctica y obligación aplica tanto para desplazamientos cortos, como ir a la panadería en el barrio, como cuando se va, por ejemplo, del hotel donde se está hospedado, a la playa.

 

Lamentablemente, algunos adultos creen que en desplazamientos cortos no va a ocurrir un accidente, así vemos a personas sin casco en una moto, solo porque iban al mini súper, o como están en la playa, al trasladarse a disfrutar del mar, entonces todos van sin cinturones o sin dispositivos para niños. Debemos comprender que un accidente ocurre en cualquier lugar, a cualquier velocidad. Incluso, apenas arrancado, un vehículo puede ser impactado por otro que viene a gran velocidad”, enfatizó Marín.

 

Los consejos también alcanzan para las mascotas, particularmente los perros que les encanta sacar la cabeza por la ventana. En estos casos, se debe tener el cuidado de que el animal no saque tanto su cuerpo que pueda caer a la calle, pero también estar atentos que el perro no vaya a pegar con un poste o contra un vehículo que viene en el sentido contrario. Los perros o mascotas nunca deben ir en las piernas del conductor. Esto amerita una sanción.

 

También se recomienda tener cuidado con los animales en las vías, que suelen aparecer de repente camino a zonas rurales y costeras. En el Cerro de la Muerte incluso hay señalamiento vial que advierte sobre la presencia de animales como dantas, en Guanacaste es común encontrar ganado siendo arreado y hacia Limón los osos perezosos suelen cruzar las carreteras.

 

Además de los consejos típicos para no sobrecargar los vehículos de equipaje ni de personas, revisar el estado mecánico del vehículo y no conducir cansados o bajos los efectos del alcohol, la Policía de Tránsito también les recuerda a los conductores que no deben conducir sobre la arena, en las playas. En los primeros cinco meses del 2018 se sancionaron a 15 conductores por esta conducta. Se insta a los vacacionistas a denunciar de inmediato esta conducta al 9-1-1, para evitar una tragedia.

 

Por otro lado, la visita a las playas, por ejemplo, aumenta la cantidad de personas en la zona. Esto provoca que las aceras puedan ser insuficientes y las personas suelen lanzarse a las calles, este comportamiento es peligroso, más en la noche. Hacerse visible con ropa clara o luces es la clave. Asimismo, siempre que se camine por la calle se debe hacer en fila india, para evitar que se invada la calle y ocurra un atropello.

 

Entre enero y mayo murieron 20 peatones, a quienes se les achaca un descuido que les cobró la vida, de ahí que en una época de vacaciones donde se saturan las comunidades con playa o con atractivos turísticos de montaña, la Policía de Tránsito insiste en prudencia como adulto y estar muy vigilantes de los menores.

 

A quienes van a consumir alcohol, se les solicita no conducir automotores ni bicicletas, que suelen ser prestadas o alquiladas en algunos hoteles. Incluso, si van a consumir alcohol y no van a conducir, se les insta a utilizar las aceras, cruzar en las esquinas y hacerse visibles, pues existen antecedentes de atropellos mortales a peatones en estado etílico que cruzan carreteras de forma imprudente o incluso que se han quedado dormidos en una calle.

 

A los conductores se les pide estar atentos a los ciclistas y separarse de ellos lo suficiente, al menos 1.5 metros, cuando los van a rebasar. Escoltarlos con el carro en caso que se les haga de noche en una zona que, como turistas, estos ciclistas no conocen es un gran gesto que puede evitar una tragedia. Los ciclistas en las noches deben portar una luz que los haga más visibles y ropa reflectante de la luz.