Visor de contenido web

Acciones
Fotografía aérea que muestra el estado actual de la ruta

Se recibirán ofertas hasta el 30 de abril

Ya está disponible cartel licitatorio para supervisión de ampliación de la radial Lindora

12 de marzo de 2019 / Dirección de Relaciones Públicas

A partir de este martes, 12 de marzo, las empresas interesadas en supervisar la construcción de la ampliación de la radial Santa Ana (Lindora) tienen a disposición el cartel licitatorio.

 

La Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), que administra este proyecto, publicó las condiciones y requisitos para la supervisión que incluye la topografía, la verificación de calidad e inspección de la construcción de las obras.

 

Según detallaron en el Consejo Nacional de Vialidad, UNOPS recibirá ofertas hasta el 30 de abril, a las 2 pm. Las empresas interesadas podrán encontrar todos los detalles en: https://www.ungm.org/Public/Notice/85123.

 

En cuanto a los avances de la licitación para la construcción, detallaron que participaron 4 empresas en el proceso, dos de ellas costarricenses, y se espera tener una recomendación de adjudicación en la segunda semana de abril próximo, con el propósito de iniciar obras en el segundo semestre del año. Por esta zona circulan unos 40.000 vehículos a diario.

 

Proyecto de ampliación

 

La radial Santa Ana será ampliada de 5 a 7 carriles entre el puente sobre el río Virilla (ya ampliado el año anterior) hasta el puente sobre el río Corrogres, a lo largo de 2.2 km de carretera. El puente sobre el río Corrogres se ampliará sin afectar el tránsito durante la construcción.  

 

La obra tendrá una vida útil de 15 años y se sustituirá todo el sistema de alcantarillado, justamente para reducir riesgos de fugas que impliquen romper la carretera.

 

Asimismo, se construirá un sistema de canalización de aguas pluviales completamente nuevo, para evitar daños en la carretera que, igualmente, será edificada por completo desde su base y con un sistema constructivo de control del polvo, para generar la menor afectación posible a los usuarios, vecinos y comerciantes de la zona. 

 

Inclusividad y seguridad

 

El proyecto exige la contratación de al menos un 10% de personal femenino, incluye, de igual manera, la construcción de aceras a ambos lados, con anchos superiores a 1.2 metros y cumpliendo toda la normativa de la Ley 7.600, proveyendo rampas y guías táctiles para no videntes. 

 

Los cinco carriles centrales de la carretera (con el central para giros) estarán separados de los carriles marginales con separadores de concreto de 15 cm de alto y 60 de ancho, con lo que se aumenta la seguridad y se reducen las maniobras ilegales.

 

Una vez finalizada la ampliación, se demarcará con pintura termoplástica, que puede llegar a tener una vida útil de hasta 5 años, muy superior a otros sistemas de demarcación; también se colocará señalamiento vertical completamente nuevo, con base en la nueva realidad de la carretera ampliada.


Los diseños tuvieron un valor de $258.360, el equivalente a unos ¢158 millones, según el tipo de cambio actual.