Web Content Viewer

Actions
Fotografìa que muestra el foco delantero de un vehículo

Algunos conductores creen que solo deben encender las luces en las noches.

2000 conductores han sido sancionados por no encender o no usar las luces adecuadamente

October 15, 2021 / Dirección de Relaciones Públicas

Con el clima típico del mes de octubre, que hace que las tardes sean oscuras, lluviosas y hasta con neblina, no cuesta observar vehículos a las 4 de la tarde con las luces apagadas, pese a la evidente necesidad de hacerse visibles ante otros conductores y mejorar la visibilidad del conductor de ese automotor en carretera.

Esta situación se da por varias razones, una es la falta de sentido común, de no valorar las condiciones de visibilidad, claridad y climáticas para determinar si se necesita encender las luces; de igual manera, también obedece a la creencia falsa, en algunos casos, que los vehículos solo están obligados a encender sus luces de 6 pm a 6 am, cuando el artículo 103 de la Ley de Tránsito indica que, además de en ese horario, cuando las condiciones lo ameriten, se deben encender de día.

“El mes de octubre es un mes muy complicado climáticamente, en especial en las tardes y estamos seguros de que muchos se han pegado un susto cuando de un momento a otro ven un vehículo muy cerca, que no había sido visualizado, por llevar las luces apagadas. Pero lo más lamentable, es que podemos ver a las 6:15, 6:40, 7 pm algunos automotores con las luces apagadas y estas conductas potencian los accidentes” acotó German Marín Sandí, Director de la Policía de Tránsito.

Otro caso típico es el del conductor que lleva las luces altas del vehículo, pese a que tiene conductores en sentido contrario o va encandilando al conductor de adelante, que ve reflejado en sus retrovisores esa luz intensa.

Ni hablar, acotó Marín, de quienes, incluso en plena ciudad, encienden las luces de neblina, sin que exista neblina, o que instalaron de manera ilegal luces de alta potencia y mal direccionadas en sus vehículos.

Asimismo, finalizó, está la conducta ya tradicional de algunos motociclistas que no encienden la luz de su automotor, pese a que la Ley lo exige siempre que estén circulando.

En todos estos casos,1.947, para ser precisos, los conductores se acreditaron una sanción de ¢55.000.