Web Content Viewer

Actions
Fotografía que muestra a la izquierda al Ministro del MOPT y a la izquierda al Presidente de la República

Estudios y trabajos faltantes se darán a lo largo de 38 km de vía entre San Miguel de Naranjo y la Abundancia de Ciudad Quesada

Con el desarrollo de múltiples estudios MOPT busca que carretera a San Carlos esté concluida a más tardar en el 2025

October 7, 2021 / Dirección de Relaciones Públicas

El Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, cerró su gira de trabajo por la región Huetar Norte con un encuentro con la Asociación Pro construcción carretera Florencia-Naranjo.

En compañía del ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Rodolfo Méndez Mata, en compañía del Viceministro de Infraestructura, Tomás Figueroa y la ingeniera Illeana Águila, Gerente de la nueva carretera a San Carlos, el mandatario atendió la solicitud de la agrupación para conocer sobre el proceso constructivo de la Ruta Nacional 35.

En la reunión realizada en horas de la tarde, el ministro del MOPT, Méndez Mata, detalló las labores con las que se está retomando el proyecto y que permitirá concluir esta importante vía.

El jerarca explicó que ante el principal señalamiento de la Contraloría General de la República (CGR), por la falta de planificación adecuada, esta Administración se abocó a buscar el financiamiento con el Banco Interamericano de Desarrollo, para poder ejecutar los estudios y obras faltantes a lo largo de los 38 kms de la nueva vía, entre la carretera Bernardo Soto, en el sector de San Miguel de Naranjo, y Abundancia de Ciudad Quesada.

El proyecto se ha reiniciado por la administración del MOPT y cuenta con el visto bueno de la CGR, luego de preparar un planeamiento integral de todo el corredor, mediante la contratación de una firma consultora que se encargará de analizar la factibilidad integral: técnica, ambiental, social, legal, económica y financiera de la nueva carretera a San Carlos, comentó el jerarca.

El proceso de contratación consistió en la selección de las mejores firmas de amplia experiencia internacional y nacional en estudios similares y en el análisis de atestados de los mejores especialistas con la experticia específica para completar un estudio integral.

Además, el MOPT ha constituido un equipo de proyecto con la responsabilidad de orientar las acciones para lograr concluir el proyecto. “Este es un equipo multidisciplinario que se dedicará en los próximos meses, a supervisar el trabajo de la empresa consultora contratada y a analizar la mejor solución para resolver los retos del proyecto”, dijo el jerarca de la institución.

También, se está trabajando en otros ejes de acción, como lo es la Gestión de Adquisiciones para lograr el derecho de vía que el proyecto demanda; la Gestión Social con los interesados para atender sus consultas e inquietudes; la Gestión Ambiental para generar acciones de mitigación y compensación.

La meta es que, en el año 2025, la Zona Norte cuente con una carretera de primer nivel, con un alto estándar de seguridad y que les permita a los usuarios acortar el tiempo de viaje entre San Carlos y San José.

El Presidente Alvarado reiteró el compromiso por solventar los problemas que atan el desarrollo de esta carretera. “Era fundamental desatar los nudos que tenía este proyecto y por ello encargué a don Rodolfo buscar soluciones que nos permitan en el menor tiempo concretar esta obra tan esperada por la región”, manifestó el mandatario.

Antecedentes

La nueva carretera a San Carlos ha constituido un enorme reto país en todas las áreas: gestión, ingeniería, legal, ambiental y social, que ha dejado una gran cantidad de lecciones aprendidas durante estos años de construcción.

Méndez Mata recordó que cuando asumió este gobierno, “nos encontramos con un proyecto cuestionado por la Contraloría General de la República (CGR), sin posibilidades de seguir con el contrato de construcción, sin antes cumplir con una serie de condiciones”, entre las que destacaban:

•    Estudios geológicos, geotécnicos, hidrológicos, hidráulicos, estructurales y topográficos necesarios para resolver los problemas y las afectaciones ambientales.
•    Definir los predios a expropiar requeridos para las obras faltantes.
•    Programa de trabajo y presupuestos de las obras.
•    Planificación y diseño del sistema de gestión de calidad para garantizar la calidad de las obras.
•    Revisar la seguridad vial que ofrece el proyecto.
•    Gestión de riesgos.

“El principal señalamiento de la CGR era la falta de planificación adecuada que había tenido el proyecto y la necesidad de enmendar el rumbo mediante mecanismos de control que facilitaran la verificación de la ejecución contractual y que es lo que hemos logrado a la fecha y lo que nos permite reiniciar”, concluyó el jerarca Méndez Mata.